TU PRIMERA ACTIVIDAD 

Seamos claros: si no tienes ningún interés en realizar actividad física será difícil que consigas el objetivo que te hayas marcado.

Hay que empezar por saber qué te gusta. La experiencia me dice que aunque el médico te diga que tienes que correr porque debes perder algo de peso, o que cojas pesas poque debes estar más fuerte, si no te gusta la actividad que te has propuesto hacer, déjalo.

Lo normal es que esa actividad que no te gusta la abandones en 2-3 meses.

Te lo explicaré con un ejemplo:

Si quieres perder peso uno de los mejores ejercicios es correr. Sales a correr dos o tres días por semana, y al cabo de un par de meses (más o menos) te aburres y decides abandonarlo. ¿Has conseguido tu objetivo?

En  cambio, te gusta la música y bailar, te apuntas a Aeróbic dos horas a la semana. Es obvio que el gasto calórico es menor, pero como te gusta lo realizas durante todo el año. Ésta es la mejor manera de conseguir tu objetivo de un modo divertido.

Con ésto no quiero decir que el Atletismo sea peor que el Aeróbic, en realidad cada actividad tiene sus virtudes. Sólo digo que para un mismo objetivo casi siempre hay varias opciones, y estoy convencido de que hay alguna que se adapte a tus gustos y necesidades.

Los objetivos del adulto estándar pueden diferir según la persona. pero se selen dividir en los siquientes grupos:

1. Perder peso.

2. Ganar músculo.

3. Cuidarse en general.

4. Equilibrio cuerpo-mente.

4. Reducir lesiones.

Para todos éstos objetivos existen diferentes vías. Hay que tener en cuenta que los resultados varían enormemente en función de la frecuencia (días a la semana), duración (minutos de actividad) e intensidad (no es lo mismo hacer un ejercicio a 100 pulsaciones por minuto, que realizarlo a 180 ppm).